¿Qué debemos saber a la hora de registrar un nuevo dominio en la red? Tenemos un nombre, pero ¿conocemos los pasos a seguir? ¿Y si no podemos registrarlo porque ya hay otro igual? Desde Ateinco te ayudamos a resolver todas estas dudas en un artículo que resumen las 10 cosas más importantes a tener en cuenta antes de registrar un domino. ¡Muy atento!

1. Concepto de dominio

El primer punto del que partiremos será conocer la definición de dominio según la Real Academia de la Lengua, que dice que un dominio es la “denominación que identifica a un sitio en la red y que indica su pertenencia a una categoría determinada”. Es decir, el nombre que recibe cada sitio web y lo hace exclusivo. Teniendo claro este concepto, podemos pasar a explicar que debemos saber para poder registrarlo. No pierdas ojo que un buen dominio nos puede conducir al éxito en la red.

2. La importancia del nombre

Es fundamental escoger el nombre de dominio correcto, ya que el que escojamos será nuestra carta de presentación e irá asociado directamente a nuestro sitio web. Por eso, es fundamental elegir un nombre sencillo y fácil de recordar por nuestros clientes. Tenemos que comprobar que el dominio no esté ya registrado y pueda estar libre para nosotros. Un dominio no es de propiedad infinita, por ello debemos comprometernos con él 1 año como mínimo y 10 como máximo.

3. Conocer la extensión adecuada

Otro de los aspectos más importantes es conocer la extensión. Es la parte final del proceso de elección del nombre. Esto varía dependiendo de la disponibilidad, de la temática de la página web que queremos registrar y del país al que queremos llegar. Tenemos que saber que dependiente del país, la extensión puede cambiar, por ejemplo .es (España) o .it (Italia).

4. ¿Está disponible el que queremos?

Saber si un dominio está libre o no es una tarea muy sencilla. En el punto anterior hemos adelantado un poco esté contenido, pues aquí lo abordaremos más a fondo. Para comprobarlo tenemos que ir a una de las webs acreditadas que gestionan los registros de dominios y buscar si el nombre que tu has escogido puede hacerse realidad o, por el contrario, tenemos que pasar a nuestra segunda opción. Desde nuestra página web de Ateinco también puedes comprobarlo.

5. No corras riesgos

¿Alguna vez te ha pasado que ves una camiseta en una tienda y cuando te dices a comprarlo ya no está disponible? Pues igual pasa con los dominios. Muchas veces, desde que pensamos en el nombre del dominio, buscamos su disponibilidad, efectuamos el pago de este… pasa un tiempo y cuando vamos a registrarlo resulta que nos lo han quitado. Desde Ateinco aseguramos el registro desde el momento de realizar el pago, para no correr riesgos y que nadie nos lo quite en el proceso. Es algo muy importante, más vale no jugárnosla.

6. Protección de WHOIS

Gracias a Ateinco puedes proteger tus datos personales. Cuando queremos registrar un dominio ya existente o cuando consultamos disponibilidad podemos acceder a datos de la persona que tiene la propiedad. Con Ateinco podemos ocultarlos y evitar así el spam por parte de interesados sobre nuestros dominios. ¡Y todo de forma gratuita!

7. No está todo perdido

Nos podemos encontrar que cuando registramos un dominio resulta que ya existe, pero nosotros, que somos muy perseverantes, queremos insistir en él, creemos que es fundamental para nuestro sitio web. ¿Qué hacemos? Por un lado, podemos ponernos en contacto con el dueño e intentar comprárselo y proceder a la negociación; o, por otro lado, podemos recurrir a empresas de venta de dominios que se encargan ellos del contacto con el titular.

8. Los dominios caducan

Todo tiene fecha de caducidad y nada es infinito. Gracias a la herramienta de WHOIS podemos conocer cuando va a caducar nuestro dominio registrado. Es muy importante sabes que esta no es la fecha en la que el dominio se queda libre, sino en la que pierdes tu su titularidad. Hay que tener claro que cada extensión tiene un proceso hasta volver a estar disponible. En el caso de la extensión “.com” es de 65 días desde la expiración; otro ejemplo puede ser el “.es” es únicamente de 10 días.

9. Renovaciones automáticas

Como hemos comentado en el segundo punto, el tiempo mínimo para registrar un dominio es de un año y el máximo de 10 años. Pero ¿puedo renovarlo de forma automática y olvidarle de la gestión del dominio por un tiempo? La respuesta es un claro si, pero tienes que contar con Ateinco para que nos encarguemos de todo, tu solo de disfrutar del dominio sin pensar en fechas de renovación ni plazos.

10. Dominios sancionados

Como último consejo, antes de registrar un dominio también debemos tener en cuenta si el dominio que vamos a registrar ha estado sancionado anteriormente o partimos de un dominio nuevo, ya que si en su anterior ‘vida’ ha estado penalizado debemos tener paciencia, quizá posicionarlo en la web nos cuesta un poco más.