El 90% de los ordenadores está en peligro

El Sistema de Salud del Reino Unido (NHS England) reveló que 9 de cada 10 de sus portátiles o equipos de escritorio todavía utilizan Windows XP. En otras palabras, el 90% de los ordenadores está en peligro de sufrir ataques.

Hace más de dos años y medio que Microsoft dejó de emitir actualizaciones para Windows XP, finalizando así todo soporte oficial hacia el sistema operativo. En otras palabras, la ex empresa de Bill Gates dejó de generar parches de seguridad que permitían que el sistema operativo se mantuviese actualizado frente a las amenazas. El 8 de abril de 2014 era la fecha límite para que los usuarios, particulares y empresas, migrasen hacia otro sistema operativo más seguro y moderno. Sin embargo, aún a día de hoy hay innumerables entidades públicas como empresas del sector privado que han ignorado este acontecimiento y siguen utilizando Windows XP. El Sistema de Salud del Reino Unido es un claro ejemplo.

Debido a una Solicitud de Libertad de Información (Feedom of Information Request) realizada por la empresa de software Citrix, el Sistema de Salud en el Reino Unido ha revelado que 9 de cada 10 ordenadores utiliza actualmente Windows XP.

No hay antivirus que valga

Esta situación de vulnerabilidad es especialmente alarmante debido a que muchos de los ordenadores en riesgo contienen información de carácter personal relacionada con pacientes, sus datos personales, sus tratamientos médicos, etc. Es importante comprender que de nada servirá tener un antivirus u otro software similar para prevenir infecciones de malware, si al mismo tiempo se utiliza un sistema operativo obsoleto y sin actualizaciones de seguridad: los hackers podrán aprovecharse de las cientos de vulnerabilidades del sistema operativo para atacarlo.

Un ejemplo práctico de hasta qué punto es peligroso seguir utilizando Windows XP se dio hace poco más de un mes en la localidad de Lincolnshire, en el Reino Unido. El hospital de la ciudad, que también presta servicio a East Yorkshire, canceló todas las intervenciones quirúrgicas programadas y tuvo que desviar a todos los pacientes afectados a otros hospitales, debido a un ataque de un virus.

Fuente: Tekcrispy