Peligros en redes Wifi

«Hola, me puedes dar la clave de la wifi». Esta sencilla pregunta se repite en miles de cafeterías, bares, restaurantes, hoteles, etc. Sobre todo en la época estival.
Todos nos vamos de vacaciones, salimos a cenar fuera, nos tomamos una cerveza en una terraza, en estos casos, todos hacemos la misma pregunta «¿Cuál es la clave de la wifi?».
Pero nadie se pregunta qué ocurre cuando nos conectamos a una red wifi pública. Las redes Wifi públicas son las que más les gustan a los ciberdelincuentes, y que se aprovechan de que disponen de medidas de seguridad muy bajas por lo general.
Según Eurostat, España fue el país de la UE con más internautas víctimas de algún robo de identidad durante 2017, un 7% de los usuarios de internet fueron víctimas, tres puntos porcentuales por encima de la media europea.

Redes WIFI abiertas

Los dispositivos normalmente muestran de forma automática las redes wifi disponibles, y en algunos casos vemos redes abiertas, los cibercriminales, suelen ofrecer redes Wifi abiertas de acceso libre a modo de señuelo para capturar el tráfico de datos o distribuir malware a los dispositivos conectados a dichas redes.

Redes WIFI públicas con clave

Algunos cibercriminales, usan redes públicas en las que no existe ningún tipo de seguridad, para conectarse a ellas, y usando un sniffer o capturador de paquetes, capturan todo el tráfico de la red. Esto sobre todo suele ocurrir en redes con gran afluencia, y en las que los administradores tienen una política de seguridad relajada o nula. En este caso, al igual que en las redes abiertas señuelo, el ciberdelincuente puede operar con total impunidad. Algunos ejemplos así lo demuestran

Consejos de seguridad al usar redes WIFI

Borra todo tu rastro digital.

Tras navegar por una red wifi, y hacer uso de aplicaciones o visitar páginas web, procura borrar todo el rastro que has dejado, eliminando cookies, borrando archivos temporales del navegador y cerrando las sesiones de todos los sitios en los que hayas ingresado con usuario y clave.

Usa correo con soporte SSL/TLS

El uso de cuentas de correo con protocolo en texto plano, puede revelar tu usuario y clave al acceder al correo, ya que esta información no va encriptada, recomendamos que uses conexiones SSL/TLS en todas tus cuentas de correo, no sólo por el tema de las WIFI, sino como medida de seguridad estándar.

No accedas a información bancaria

Uno de los consejos más obvios, es que si usas este tipo de redes, no accedas a información bancaria o sensible, o bien a sitios en los que se realicen pagos o transacciones económicas o financieras. El robo de datos puede que no lo detectes hasta pasado un tiempo y que los atacantes puedan acceder a datos de cuentas bancarias o tarjetas de crédito.

Acceso a redes sociales

Al igual que en el caso del borrado de rastro, es conveniente que uses un doble factor de autenticación para el acceso a tus redes sociales, y que cierres sesión antes de desconectarte de la red WIFI.

Descarga de archivos

No descargues archivos adjuntos de tu correo o de páginas web mientras estás conectado a una red WIFI pública. Normalmente en los dispositivos móviles es más fácil cometer el error de abrir un adjunto a un correo que puede ser la puerta de entrada del acceso a tu dispositivo de un atacante.

Protección del dispositivo

Es conveniente, no sólo en el caso de esta época, sino como medida de seguridad preventiva, siempre disponer de un antivirus actualizado y con las medidas de seguridad pertinentes instalado en tus dispositivos móviles.

Conclusión

Usando un poco de sentido común y sabiendo los peligros en redes Wifi a los que te enfrentas, puedes poner los medios para evitar sorpresas desagradables en tus vacaciones o a la vuelta de las mismas.