Como Mejorar la seguridad en el puesto de trabajo

Una de las prioridades que debemos de tener en cuenta a la hora de proteger nuestros sistemas, es la seguridad en los puestos de trabajo.

Para ello debemos de tener en cuenta tres apartados:

Virus

Troyanos

Adware

Haremos una breve descripción e cada uno de ellos, aunque en sucesivos artículos haremos un análisis extenso de cada uno de ellos.

Virus

Los virus son un problema bastante frecuente y han estado presentes en la seguridad desde el principio de los tiempos, en las primeras versiones, no pasaban de ser bromas inofensivas, ahora se han perfeccionado, ya que el objetivo no es hacer reír. El objetivo es causar el mayor daño posible.

Los virus se denominan así porque su función es infectar un equipo y desde este, contagiar uno tras otro a todos los ordenadores que estén disponibles bien sea a través de nuestra red, como a través de correo electrónico, pendrives, etc.

Troyanos

Los troyanos son programas maliciosos que permiten que otros usuarios se puedan «colar» en nuestros ordenadores. El resultado de esta amenaza es que el atacante, puede controlar nuestro ordenador, acceder a información almacenada en nuestro equipo (Direcciones de correo electrónico, números de tarjeta, información confidencial).

Esta amenaza es muy peligrosa por el riesgo de robo de información corporativa que puede poner en peligro no solo al usuario atacado, también a nuestros conocidos (clientes, proveedores, etc) mediante el robo de accesos a sus sistemas que podamos tener almacenados en nuestro equipo (claves, códigos de acceso, etc)

Adware

El Adware es uno de los menos peligrosos a priori, ya que no es un riesgo directo en si, pero que se puede convertir en un grave problema. Normalmente cuando descargamos algún programa de internet, a veces viene con «regalos». Estos regalos suelen ser programas o añadidos a nuestros navegadores que nos «ofrecen» multitud de ofertas.

Como hemos dicho, el problema principal, es que se relativa el equipo, pero algunas de las ofertas que nos aparecen en pantalla, son en realidad programas maliciosos que pueden ser troyanos o virus que pueden infectar nuestro ordenador, o que nos engañan diciendo que nuestro equipo está infectado por un virus, para que paguemos por un antivirus de dudosa procedencia.

Los antivirus suelen ser muy eficaces para resolver o prevenir todos estos problemas, pero recuerda una regla de oro:

«Al igual que todo en la vida, lo más importante no es estar protegido. Lo más importante es obrar con cautela»

Por ello te recomendamos que seas muy cuidadoso con tus hábitos de navegación y con los programas que descargas en tu ordenador.