Una nube privada para tu empresa: máxima seguridad frente a amenazas

Cada vez son más las empresas que eligen implantar una nube privada. Esto les permite obtener una mayor seguridad contra las amenazas que pueden poner en peligro la información tan delicada que guardan. Pero ¿qué es realmente una nube privada y cuáles son sus ventajas para un negocio con respecto a una pública? De todo esto vamos a hablar en este artículo, así que ¡sigue leyendo!

¿Qué es una nube privada?

Una nube privada comprende una serie de recursos que se han diseñado y adaptado para el uso exclusivo de una empresa. No es una nube pública como Dropbox o cualquier otra herramienta similar. En este caso, su infraestructura se mantiene en una red privada, por lo que para acceder a esa nube es indispensable formar parte de la empresa y disponer de un usuario o clave de acceso.

La razón por la que las empresas suelen elegir la nube privada para hacer uso de sus recursos o guardar información es aumentar el control sobre el negocio. Esto permite una mayor tranquilidad con respecto a todos los datos que suelen manejar las empresas, debido a que es una nube que no conocerá nadie más que quienes pertenecen a ella. Como podrás imaginarte, la seguridad será mayor.

Las ventajas de la nube privada

Las ventajas que tiene la nube privada son uno de los grandes motivos por los que las empresas recurren cada vez más a ellas. Algunas ya las has podido leer, por ejemplo, el hecho de tener un mayor control sobre los datos del negocio y que la nube sea, de alguna forma, más privada. Sin embargo, hay otras más concretas en las que es importante que nos detengamos.

Una de las ventajas de la nube privada es la flexibilidad que le ofrece a una empresa. ¿Por qué? Porque este tipo de nube se adapta a cada negocio, por lo que tanto su organización como la forma en la que estén dispuestas los elementos será completamente personalizado. Una forma mucho más eficaz de responder a las necesidades de cada marca.

La segunda de las ventajas de la nube privada es que las empresas disfrutarán de una mejor seguridad. Su red estará cerrada y nadie más que los trabajadores podrán acceder a ella. Por lo tanto, el control y la seguridad serán mayores, lo que garantizará que los datos o los de los clientes sean confidenciales. En la nube pública nunca podemos estar seguros de esto.

La tercera de las ventajas es la escalabilidad. ¿Qué quiere decir esto? Que la nube privada se adapta a las necesidades de cada negocio y en el caso de que los intereses cambien, la nube se amoldará a los nuevos requerimientos sin problemas. Al igual que la nube pública se actualiza y ofrece otras funcionalidades, la privada también puede cambiar lo que se necesite en un momento determinado para mejorar la seguridad.

Una forma más eficaz de gestionar la seguridad y los recursos

La nube privada se convierte, en el momento en el que se implanta en cualquier empresa, en una herramienta indispensable para gestionar la seguridad y los recursos de una mejor manera. Esto se traducirá en una mayor productividad que no pasará desapercibida. Pero, ¿dónde se puede conseguir una nube privada? En Ateinco tenemos la respuesta a esta pregunta.

Entre todos los servicios que ofrecemos, ayudamos a que las empresas puedan tener su propia nube privada que le brinde esa seguridad, confidencialidad y transparencia que están buscando. Una forma segura de hacer uso de una herramienta fiable y que mantendrá toda la información a salvo de posibles amenazas externas. La nube pública no es suficiente para las empresas. Elegir la nube privada será una buena decisión.